mondragon.edu > komunitatea

Experiencias de economía social y solidaria… ¡a miles!

A veces pudiera parecer que la economía social y solidaria conforma un pequeña contribución en el vasto universo del capitalismo global. Bueno, depende del color del cristal con que se mire. Lo cierto es que por supuesto parece que en los medios de comunicación de masas y hasta en buena parte del imaginario colectivo solo hubiera una propuesta económica: la que procede de la empresa tradicional y de las grandes multinacionales. Pero…

Va a resultar que ejemplos de economía social y solidaria los podemos encontrar en prácticamente cualquier rincón del planeta. Y no está de más recordarlo. Porque sí, otro tipo de economía es posible.

Comentamos esto porque es precisamente a lo que nos dedicamos en la materia que estamos abordando esta semana en el máster. A partir de tres fuentes diferentes -al margen de que se puedan localizar inventarios mucho más extensos- se describen ejemplos realmente inspiradores. Las tres referencias a las que nos referimos son:

  • Miradas globales para otra economía, una publicación editada por SETEM y avalada por Pablo Guerra, uno de los máximos exponentes de economía solidaria a nivel mundial. Repasa 15 experiencias de África, América Latina y España. Aunque todas son dignas de comentar, las cocinas colectivas de Malí o la experiencia de Le Gafreh en Burkina Faso, ambas lideradas por mujeres, son dos ejemplos dignos de admiración.
  • Guía de experiencias de Economía Social y Solidaria Sur-Norte, coordinada por Emaús y REAS, y en la que se presentan 50 experiencias agrupadas en seis bloques: Financiación, producción de bienes y servicios, comercialización e intercambio (trueque), consumo, promoción de la economía social y solidaria, y gestión participativa.
  • Catálogo de Economía Solidaria y Derechos Humanos, recopilado por el Observatorio DESC, en el que se pueden buscar experiencias a nivel estatal mediante un mapa interactivo por comunidades autónomas y sectores de actividad.

Y aunque es muy complicado porque son muchas las experiencias, ¿qué os parece este vídeo sobre la apuesta que comentábamos de Le Gafreph para solucionar un serio problema medioambiental con las bolsas de plástico en Burkina Faso y que, al mismo tiempo, consigue empoderar a las mujeres? Realmente evocador.

Categoría: Sailkatu gabea | Etiquetas: , , .

4 Responses to “Experiencias de economía social y solidaria… ¡a miles!”

  1. Maite says:
    diciembre 9th, 2015 at 16:07

    Hace unos días conversaba con un grupo de jóvenes -quienes intentan entrar en el mercado laboral, acerca de las diferentes y numerosas iniciativas con modelos económicos alternativos. Me llamó la atención que ellos mismos se cuestionaban cómo era posible que no se divulgaran en medios masivos de comunicación, ya que no solo son inspiradoras para imaginar y crear diferentes formas de hacer/aprender/vivir bien, sino que además generan optimismo, esperanza y ganas de trabajar por un futuro que valga la pena vivir. (según sus propias palabras).

    Creo que es importante que tomemos conciencia del impacto que podemos tener sobre nuevas generaciones simplemente con la transmisión de estas iniciativas económicas, además claro, de la necesidad de presionar para que los medios las den a conocer.

  2. mastercooperativismo says:
    diciembre 11th, 2015 at 4:47

    Pues ya tenemos otra línea muy clara de trabajo en torno a la economía social y solidaria: su divulgación. No puede ser que quede tan escondida por detrás de las grandes campañas mediáticas de las empresas multinacionales. Entiendo que es labor propia pero también de las instituciones.

  3. #Cooperactivate: economía social y solidaria en Canarias para el desarrollo urbano | Consultoría artesana en red says:
    diciembre 11th, 2015 at 5:41

    […] que escribíamos hace poco en el blog del máster de economía social y empresa cooperativa de Mondragon… cuya difusión merece la pena, insistimos ahora con estos casos tan interesantes como muchas veces […]

  4. EcoSInuestra en lugar de EcoNOmía | Consultoría artesana en red says:
    enero 13th, 2016 at 5:30

    […] La economía social y solidaria existe. Es una realidad. En el primer mundo parece ser una opción entre más pero en otros lugares parece ser la única opción. Este es un matiz importante. De la necesidad, virtud. Donde hace falta, no hay otra: hay que ayudarse porque nadie lo está haciendo por ti. Aquí en cambio parece que el paradigma imperante es precisamente el que entierra este tipo de propuestas en lo alternativo y marginal. ¿O estamos realmente ante un cambio de ciclo? Las mareas, las candidaturas de unidad ciudadana: ¿lo alternativo al poder? ¿Es el poder lo que hace falta? […]

Deja tu comentario