Cómo convertir nuestro smartphone en un dispositivo “todoterreno”


Cada vez es más habitual acceder a nuestras redes sociales preferidas en cualquier momento, para compartir todo tipo de información. Para ello utilizamos los smartphones, dispositivos caros y bastante frágiles (todo hay que decirlo). Y si no, fijaros en el estado en el que ha quedado el dispositivo de un compañero después de una caída.

Los smartphones actuales no han sido diseñados para soportar golpes, polvo, arena, agua, etc … Sin embargo, en periodos de vacaciones como el que acabamos de finalizar llevamos nuestro smartphone a la playa, monte, ríos,… para poder seguir haciendo check-ins, compartiendo fotos, etc.

Vamos a hablar de dos fundas que hemos probado para proteger el iPhone.

Griffin Survivor

Es una funda que protege al iPhone frente a condiciones extremas de polvo, arena, lluvia, golpes y vibraciones. Cumple con los estándares del departamento de defensa americano. La funda es un tanto aparatosa pero realiza perfectamente su función.

En la web del fabricante podeís ver más detalles del producto y algunos vídeos que nos muestran la resistencia de la funda. Hay que resaltar que esta funda protege perfectamente al móvil frente a golpes y suciedad pero no es sumergible.

Lifeproof

Esta funda permite convertir al iPhone en un dispositivo sumergible manteniendo todas sus funcionalidades, es decir, con la funda puesta podemos hablar por teléfono y utilizar la pantalla táctil, la cámara y el micrófono. Puede sumergirse hasta 2 metros de profundidad durante un máximo de 30 minutos.

Esta funda tiene la ventaja de mantener prácticamente las dimensiones originales del teléfono. En las pruebas que hemos realizado el funcionamiento es impecable (aunque al principio, hay que reconocer, que da un poco de miedo meter el teléfono en el agua).

La calidad de las imágenes y vídeos grabados con la funda son idénticos a los que se obtienen con el iPhone sin funda. Incluso es capaz de grabar el sonido cuando se encuentra debajo del agua. A continuación podemos ver un vídeo grabado con un iPhone 4S equipado con la funda LifeProof.

Esta funda también ofrece cierta protección contra golpes pero no tan alta como el Griffin Survivor. El principal inconveniente que hemos encontrado al LifeProof es que no dispone de ninguna correa de sujeción y carece de flotabilidad. Por lo tanto si se te escapa el iPhone cuando estás en el agua puede ser un problema si hay más de 2 metros de profundidad. Más información en la web de LifeProof.

Conclusiones

Existen hoy en día en el mercado distintos tipos de fundas (tanto para el iPhone como para otros smartphones) que nos permiten proteger estos dispositivos en mayor o menor medida dependiendo de nuestras necesidades. Estas fundas se hacen imprescindibles cuando realizamos actividades que pueden poner en peligro la integridad de los teléfonos.

También podemos optar por un smartphone que incorpore esas protecciones como por ejemplo el Motorola Defy Mini.

Otra alternativa a futuro para la protección contra el agua es la tecnología de HzO.

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Hay 1 comentario