Utilizando máquinas virtuales con VirtualBox


Desde hace un tiempo, utilizar máquinas virtuales en mi trabajo se ha convertido en algo habitual.

Existen muchos programas que nos permiten trabajar con máquinas virtuales, pero desde unos años atrás vengo utilizando VirtualBox. VirtualBox es un programa con licencia GNU GPLv2 que nos permite instalar virtualmente diferentes sistemas operativos dentro de nuestro ordenador.

¿Qué nos aporta esto? Pues poder tener diferentes sistemas operativos o replicar diferentes máquinas en nuestro ordenador de una manera rápida y sencilla.

Para ello, lo que tenemos que hacer es descargarnos la versión de VirtualBox válida para nuestro sistema operativo principal e instalarla en nuestro equipo.

Una vez que hayamos instalado VirtualBox, tenemos que crearnos la máquina virtual para el sistema operativo invitado, para ello necesitamos saber las características que vamos a utilizar y tener una imagen del sistema operativo (Ubuntu, Debian, etc…)

En mi caso, trabajo con máquinas Ubuntu, Debian y alguna con Windows para cuando hay que probar peculiaridades, y de esta manera puedo arrancar desde mi portátil cualquiera de ellas y trabajar como si fuera el sistema operativo principal. Es mas, esas máquinas virtuales me las puedo guardar en un disco duro usb y puedo arrancarlas en otros equipos.

d

Y como no todo lo que reluce es oro, también hay algún que otro “problemilla”, sobre todo con la RAM. Si tu ordenador anda justo de RAM, tendrás problemas de rendimiento.

Otra de las ventajas que ofrece VirtualBox, bueno y la mayoría de los programas de virtualización, es la gestión de los snapshots, que básicamente es guardar la imagen del sistema operativo, poder hacer cambios y modificaciones y poder volver a ese estado de una manera rápida.

Una vez guardado el snapshot, podemos ver todos los que tenemos hechos en esa máquina y elegir el que queremos restaurar.

Al final, trabajar con máquinas virtuales nos ahorra tiempo y recursos (menos RAM claro ;-)) y es una manera de poder trabajar con diferentes Sistemas Operativos de una manera rápida, fácil y sencilla.

Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. 1
    Iker Coranti

    Buenas Dani,

    Como bien comentas, no todo lo que reluce es oro, y este sistema de virtualización requiere de una memoria RAM de al menos 4 GB para poder mantener en un redimiemto normal el S.O principal y el S.O virtualizado. Para depende que tareas esto no es optimo ( edición de video, edición de foto, alguna aplicación pesada) y en ese caso creo que es mejor utilizar particiones dedicadas para cada SO.

    Por ortra parte creo que la virtualizacion no contempla la posibilidad de virtualizar cualquier sistema operativo , verdad? Solo los mas básicos.

    Y ya por ultimo, alguna razón de peso por el cual utilizar virtualBox en vez de VmWare( workstation o Fusion)? Aparte de que uno es de software libre y el otro privatibo…

    Un saludo.

Hay 1 comentario