12. Arazoa: Oñatiko kanpandorrea


11850844334_c59412f225_z

Los txantxikus de Oñati tienen como referencia las campanas del reloj de la parroquia para muchos de sus festejos y celebraciones. Podemos enunciar brevemente que la parroquia fue construida en el siglo XV y fue dotada con un reloj a manos del famoso ciudadano constructor de relojes.
El reloj fue puesto en marcha a las seis de la mañana acompañado de la misa de la mañana para la inauguración de este gran evento. Desafortunadamente, las manecillas del reloj habían sido montadas sobre los piñones incorrectos de forma que el minutero marchaba doce veces más despacio que la manecilla de las horas.
Después de que se le hubieran explicado los caprichos del embrujado reloj al viejo y enfermo relojero, éste insistió en que se le llevara a ver tan extraño fenómeno. Debido a una asombrosa coincidencia cuando el relojero llegó a la plaza de Oñati se encontró con que el reloj marcaba la hora correcta. El pobre relojero se quedó tan asombrado que murió al instante de pura alegría. Sin embargo, el caprichoso reloj siguió embrujado por mucho tiempo a pesar de los numerosos intentos de expertos relojeros mundialmente reconocidos que vinieron a intentar arreglarlo.

Si el reloj fue puesto en marcha a las seis de la mañana, ¿cuándo indican las manecillas la hora correcta? Indica la hora exacta razonando tu respuesta.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Mensaje

+ No hay comentarios

Añade el tuyo