13. Arazoa: Bueltarik gabe


– “Deme cambio de un dolar, por favor” dijo el cliente llamado Bob.
– “Lo siento” dijo la señorita Jones, la cajera, después de buscar cuidadosamente en la caja, “pero no puedo hacerlo con las monedas que tengo”.
– “¿Puede entonces cambiarme medio dolar?”. La señorita Jones negó con la cabeza. En realidad, dijo, “¡ni siquiera tengo para cambiar ni veinticinco, ni diez, ni cinco centavos!”
– “¿No tiene ninguna moneda?” preguntó Bob.
– “Oh, sí” dijo la señorita Jones, “tengo $1.15 en monedas”.

¿Cuáles eran exactamente las monedas que había en la caja registradora? Razona la respuesta.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Mensaje

+ No hay comentarios

Añade el tuyo