Ingeniera Informática “misionera tecnóloga” en situaciones de emergencia


Hola a todos, Soy Ester González de Langarica.

EsterAquí va resumida mi vida académica y profesional. Estudié en Mondragón Goi Eskola Politeknikoa Ingeniería Informática,  para luego continuar mis estudios de Ingeniería Superior en la “École Polytechnique Fédérale de Lausanne” (EPFL). Y desde Suiza me fui de Erasmus a York 6 meses para perfeccionar mi inglés.
Mi primer trabajo fue en París, en una empresa de telecomunicaciones, donde estuve un año. Luego fui a Madrid donde trabajé en varias empresas, todas multinacionales de la telecomunicación: Telefónica, Alcatel-Lucent y actualmente trabajo en Ericsson, en Suecia.
¿Cómo he venido a parar aquí? Estaba en Ericsson Madrid y en un momento dado me ofrecieron una estancia temporal en Suecia (Estocolmo). Me gustó, me quedé y por ahora aquí sigo, en Suecia.
Siempre me ha gustado la tecnología, aún recuerdo y conservo el Commodore 64 que mi padre compró en los 80 y donde los dos jugábamos a “programar”. Bueno, aunque básicamente nos pasábamos el rato jugando 😉
Al principio empecé como programadora. También he trabajado probando equipos, instalando, captura y gestión de requisito, liderando grupos de desarrollo, etc. Básicamente en todas las fases de desarrollo de un software. También he participado en la creación de prototipos y demos, para clientes o proyectos europeos, y poco a poco me he ido orientando a sistemas de telecomunicaciones, un poco por casualidad me he ido especializando.
Mi trabajo actual es de Ingeniero de evolución sistemas en IMS (IP Multimedia System). Nos ocupamos de estudiar la evolución de las redes de telecomunicaciones, siempre atentos a la evolución de los estándares, principalmente 3GPP. Por ejemplo, ¿qué vendrá después de 4G?, 5G, llamadas de voz sobre 4Gvideoconferencia sobre LTE,  etc. También hacemos innovación, escribimos patentes, etc. Este es mi trabajo “normal”, donde mi entorno de trabajo es muy internacional, en Ericsson hay hasta 150 nacionalidades diferentes.
Siempre he tenido mucha inquietud por viajar, no solamente viajar pero explorar sitios diferentes y tengo mucha curiosidad natural. El haber estudiado ingeniería informática me ha permitido viajar a sitios que no habría imaginado.
Pero quería hablaros con más detalle de un programa dentro de Ericsson donde participo como voluntaria activamente. Se trata de una especie de “ONG” dentro de la empresa. Aquí os dejo un enlace con más información: http://www.ericsson.com/thecompany/press/mediakits/ericsson_response
En resumen, cada vez que hay un desastre humanitario, como este año el terremoto de Nepal, el de Vanuatu o la emergencia del Ébola en Africa, este programa de voluntarios nos envía para ayudar. La ayuda consiste en proveer de conectividad a los trabajadores humanitarios, tanto ONU como diferentes ONG-s y organizaciones humanitarias. No se trata de vender ningún producto, no tiene interés comercial.
Ericsson Response ha trabajado con la ONU para coordinar la respuesta, así que todos los voluntarios, unos 150 en todo el mundo, estamos listos para salir en caso de necesidad.
Y os preguntaréis… ¿no necesitan más comida o atención médica que internet? Por supuesto. Pero es que hoy en día no se concibe la coordinación de una respuesta humanitaria sin unas comunicaciones rápidas y fiables. El primer día del desastre se envía un equipo para la valoración de necesidades. En cuanto esas necesidades están claras, se manda un informe preciso para activar la respuesta a la emergencia, y así se evitan situaciones como por ejemplo, enviar docenas de médicos a una emergencia donde no ha habido ningún superviviente… o enviar equipos de salubridad de agua donde no se necesita… Las comunicaciones son básicas, tanto al principio como durante la respuesta a la emergencia.
He estado en varias “misiones”. Las llamamos así, misiones, ya ya, ya sé, parece argot militar. Son de máximo un mes de duración. He estado en Pakistán (Cachemira) tras el terremoto en 2005, en la República Centroafricana en 2008, en Haití durante la emergencia del Cólera (2011), en Filipinas tras el tifón en 2014 y este año acabo de volver de Sierra Leona, donde se sigue luchando contra el brote de Ébola.
En este último caso es donde he visto que las comunicaciones son aún más importantes, ya que los epidemiólogos utilizan gran cantidad de datos para predecir patrones en la enfermedad, monitorizar a los supervivientes, etc.
Ha habido emergencias más duras que otras, más o menos útiles, pero la experiencia siempre ha sido enriquecedora.
Podría hablar o escribir durante horas sobre cada una de las misiones, pero me tengo que despedir. A los que escojáis la carrera de informática, deciros que los horizontes son muy amplios… ¡¡Y mucha suerte!!

Ester 2

Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Hay 1 comentario