Una emprendedora informática


Me presento, soy Begoña Arroyo Olaizola, estudié en MU hace unos cuantos años, los suficientes para que me de reparo concretarlos, especializándome en Informática (me gradué en el 1996).

La verdad es que cuando me plantearon la pregunta para participar en este blog   ¿Qué hace un informático?   me hizo gracia, porque sinceramente mi experiencia profesional me lleva a pensar que es más fácil contestar a qué no hace, creo que he visto informáticos en puestos tan variados que la lista se hace extensa.

 Básicamente las tareas en los que se diferencia el trabajo de un/a  informático/a  son las siguientes:

  •    Analista – Recoge las necesidades, es el que establece la relación más directa con los clientes.
  •    Arquitecto y/o Desarrollador – es el trabajo más técnico, son los que se dedican directamente al desarrollo e implementación de las aplicaciones.
  •    Técnico de Sistemas – se especializan en la puesta en marcha de los sistemas, bases de datos, equipamiento, mantenimiento de hardware.

Pero estos perfiles son muy generales, a veces se dan los tres en una sola persona y a veces hay departamentos especializados en cada uno de ellos.
Por contaros mi experiencia os diré que me he especializado en el perfil de analista, aunque mi vida profesional ha sido variada, he sido un poco inquieta a la hora de mantenerme en un puesto mucho tiempo, bien por acercarme a mi entorno, por salario, por condiciones laborales, nunca me ha dado miedo moverme e intentar mejorar.


Empecé trabajando en Edesa, S.Coop., donde hice mi proyecto fin de carrera, que fue muy válido para coger experiencia en el funcionamiento de una oficina.

Con mi empuje de estudiante recién graduada me encontré con los retrasos asociados a las reuniones extensas para dar el visto bueno a proyectos y me di de pleno con la realidad de que para poner en marcha un proyecto “informático” es necesario dominar la administración, gestión, solicitud de presupuestos a proveedores, redacción de actas, manuales, documentos técnicos y no tan técnicos que describan el contenido del mismo. Además, a menudo debes lidiar con un problema que siempre nos persigue a lo/as informático/as, y es la recogida de requisitos reales de los clientes finales. Nuestro lenguaje y el del resto del mundo no se mueven siempre en el mismo nivel, así que hay que ser muy cuidadoso para hacerse entender y comprender al que te habla para llegar a un acuerdo y que el resultado sea el deseado.

De aquí pasé a Fagor Electrodomésticos S.Coop. , pero por acercarme a mi entorno me cambié a Solmicro donde entré en el mundo de los ERP’s o Sistemas de Gestión Empresarial. Aquí estuve trabajando varios años y desarrollé mi conocimiento sobre la gestión empresarial y el funcionamiento de los diferentes departamentos dentro de una empresa, desde Compras, Calidad, Producción, Ventas, Contabilidad, siendo necesario empaparme de las necesidades y problemas de cada uno de ellos para poder aportarles soluciones informáticas que realmente les ayudaran a realizar sus tareas con mayor facilidad.

De esta empresa me cambié a IPS, donde en realidad continué con la misma tarea dado que distribuíamos las mismas aplicaciones, mi trabajo en este caso se completó con tareas de preventa, así que también ejercí de comercial, (vamos sumando tareas del informático: programador, redactor, interlocutor entre el usuario y la informática, jefe de equipo, gestor, comercial). Me faltó el hardware y sistemas, en estos apartados nunca me he movido bien, me ha gustado siempre más la lógica y la abstracción que la programación necesita.

Así que con todos estos cargos que mi profesión me iba dando, me animé junto a mi marido y mi hermano, compañeros de profesión, a montar nuestra propia empresa, Atrisoft Soluciones de Movilidad, de la que soy a día de hoy y desde el 2006, socia fundadora y trabajadora orgullosa, aportando a la misma todos los conocimientos que a lo largo del tiempo he ido adquiriendo en mis diferentes puestos de trabajo “informático”.

Hemos desarrollado software de gestión propio que comercializamos sobre todo a través de Internet y de nuestra red de distribuidores, aplicando la máxima de calidad a buen precio para hacernos un hueco en el complicado mercado del software.

Las satisfacciones de emprender son tan amplias como para otro artículo completo, pero si debo reseñar que estoy convencida de que no hubiéramos logrado este proyecto con otra profesión que no sea la de “informático/a”, que tantas áreas a nivel empresarial me obligó a tocar y que he podido aplicar para echarlo adelante. Si os interesa visitarnos, que además estrenamos web, os indico http://www.atrisoft.com

Hay 2 comentarios

Añade el tuyo
  1. 1
    Abel @ Consultor SEO

    Yo también conozco el mundo de los Sistemas de Gestión Empresarial, y comparto contigo la inquietud laboral 😉

    Me ha sorprendido gratamente la facilidad con la que has resumido en este post el perfil de un informático. Aunque en mi caso he cubierto infinidad de veces el de “hombre orquesta”.

    Al final, entiendo que montaras tu propia empresa. Espero que os vaya muy bien (por cierto, la web tiene algunas cosas mejorables referentes al SEO :-).

    Un saludo. Y, ¡enhorabuena por este artículo!

    • 2
      Urko Zurutuza

      Hola Abel,

      Muchas gracias por tu comentario, el perfil del informático tiene tantas patas que a veces ocurre lo que te ha pasado a tí verdad? (me refiero a lo del hombre orquesta).

      En cuanto al tema del SEO, estoy convencido de que todos no somos iguales ante los ojos de Google, pero seguro que por tu profesión actual, te interesa este blog: http://mukom.mondragon.edu/socialmedia/ donde nuestros compañeros de Marketing Digital no paran de dar buenos consejos, de SEO entre otras cosas.

      Un saludo,

Hay 1 comentario